Mexico is successfully increasing its renewable energy capacity year-on-year, mostly centered around solar and wind power.

Baterías y proyectos de energía renovable

El mercado global de almacenamiento de baterías está creciendo rápidamente y se espera que logre ingresos de US$165 mil millones para 2030, creciendo a una tasa compuesta anual del 15.3%. A medida que México se establece como un centro regional de energía renovable, esperamos que el almacenamiento en baterías se convierta en un medio esencial para mejorar la flexibilidad de su sistema de red para brindar una entrega de energía más versátil en todo el país.

Almacenamiento de baterías y proyectos de energía renovable

México está aumentando con éxito su capacidad de energía renovable año tras año, principalmente centrada en la energía solar y eólica. Sin embargo, su industria de almacenamiento de baterías aún es pequeña y la mayor parte de la energía renovable se envía directamente a la red a medida que se produce. El gobierno tiene como objetivo producir el 50% de su electricidad a partir de fuentes ecológicas para 2050, y el almacenamiento en baterías será una herramienta vital para lograr este objetivo.

La incorporación de la tecnología de baterías en las operaciones de energía renovable puede ayudar a mejorar la producción a través del almacenamiento del exceso de energía durante las horas de alta producción, también puede mejorar la seguridad del sistema de red al entregar energía de manera confiable en todas las horas, lo que ayuda a evitar la escasez de energía en los momentos de mayor uso.

Sin embargo, México tendrá que superar varias restricciones regulatorias para desarrollar efectivamente su industria de almacenamiento en baterías. Esperamos que el gobierno introduzca varias regulaciones nuevas para respaldar la adopción de la tecnología de almacenamiento de baterías y garantizar que beneficiará a la red, garantizando que las empresas que utilizan la tecnología serán compensadas por los servicios de baterías para respaldar su retorno de la inversión.

Fundamentos sólidos para las tecnologías de almacenamiento de energía

México tiene condiciones eólicas y solares extremadamente favorables para la generación de energía en gran parte del país, lo que lo hace atractivo para los inversionistas extranjeros. México realizó su primera subasta de energía renovable en 2016 y, en su tercera subasta, el país ofrecía la generación eólica de menor costo en el mundo, a US$17.70 por MWh. Las subastas contaron con el respaldo de un proceso de licitación transparente y competitivo, sólidos procedimientos legales, financieros y técnicos, y garantías de protección de responsabilidades para los solicitantes.

Tras el éxito de las subastas de energía renovable de México y el rápido desarrollo de sus industrias de energía solar y eólica, creemos que el próximo desarrollo obvio es el almacenamiento en baterías a través de la construcción de plantas de energía híbrida.

El sector de energías renovables del país es fuerte pero, actualmente, no es flexible. Esperamos que la incorporación del almacenamiento en baterías en las operaciones de energía renovable en todo el país introduzca una mayor flexibilidad en el sistema eléctrico de México durante la próxima década.

La disminución de los costos de la batería está impulsando la adopción

El progreso en los materiales de las baterías y las tecnologías relacionadas las hace más atractivas, mientras que la disminución de los costos de las baterías está alentando a las empresas de energía más pequeñas a invertir. El fuerte aumento en la producción de vehículos eléctricos y la demanda de los consumidores de vehículos eléctricos ha reducido sustancialmente los precios de las baterías, cayendo aproximadamente un 97% en los últimos 30 años. 

Si bien el almacenamiento en baterías alguna vez se consideró muy costoso, las innovaciones en la tecnología de baterías en los últimos años, gracias a la entrada de inversiones, han ayudado a reducir los costos y hacerlo más accesible. Esta es una tendencia que esperamos que continúe, a medida que más empresas y gobiernos financien proyectos de investigación y adopten niveles más altos de tecnología de baterías en los desarrollos de energía renovable.

El almacenamiento en baterías puede mejorar en gran medida la eficiencia de las operaciones solares y eólicas, así como ayudar a evitar la pérdida innecesaria de energía debido a la falta de almacenamiento. Además, esperamos que los precios sigan bajando a medida que aumenta la inversión en la extracción de litio y otros componentes vitales de las baterías.

Nuestra perspectiva sigue siendo positiva

Si bien esperamos que el almacenamiento en baterías agregue valor al mercado de energía renovable de México, aún existen algunos desafíos e incógnitas debido a la reciente expansión de la nueva tecnología de baterías. La tasa de degradación de las baterías de litio aún es incierta en gran medida, y es probable que las características operativas de las baterías cambien con el tiempo debido a las innovaciones periódicas en la tecnología.

Esperamos que la tecnología de almacenamiento de baterías sea muy valiosa en la transición energética verde de México, ayudándolo a convertirse en un centro de energía renovable en las Américas en las próximas décadas.